7.06. Los escritores norteamericanos difieren en cuanto a las 70 semanas

Por lo menos 14 expositores que no eran milleritas, o bien que eran anterioresa ellos -de 1800 a 1844- ubicaron las fechas del comienzo y la terminación de los 490 años en 457 a.C. y 33 d.C., respectivamente (con la crucifixión al fin de la septuagésima semana), o 453 a.C. y 37 a.C. (con la crucifixión en la mitad de la septuagésima semana). De modo que la fecha de la crucifixión era el meollo del problema y el factor determinante para ubicar cronológicamente las 70 semanas.

William Miller colocaba la cruz -que entonces generalmente se situaba en 33 d.C.- al fin de la septuagésima semana. Al principio sus primeros colaboradores también dieron esto por sentado, como lo, habían hecho la mayoría de los eruditos que no eran milleritas, tanto en Europa como en Norteamérica. Pero varios doctos escritores milleritas llegaron a comprender la inconsecuencia e inexactitud de esta posición.

Basándose en un estudio hecho por William Hales y varios escritores en cuanto al calendario judaico, se dieron cuenta de que la crucifixión se efectuó en la primavera [entre marzo y junio] de 31 d.C., en la"mitad" de la septuagésima semana. De modo que la septuagésima semana se extendía desde elotoño [entre septiembre y diciembre] del año 27 hasta el otoño del 34. Este fue un factor para trasladar la fecha terminal de los 2.300 años de 1843 a 1844.

Además, por su estudio del simbolismo de las festividades judaicas, los milleritas llegaron a la conclusión de que los 2.300 años terminaban en el 7.º mes judaico, es decir en septiembre- octubre.

Este reajuste de 1843 a 1844 como el fin de los 2.300 años, se produjo porque se comprendió:

(1) Que los 2.300 años completos debían extenderse desde 457 a.C. hasta 1844.

(2) Que, por lo tanto, las 70 semanas (490 años) debían terminar en 34 d.C..

(3) Que la cruz debía ser ubicada en la "mitad" de la septuagésima semana (27-34 d.C.), es decir en 31 d.C.

Ahora bien, si la "mitad" de la septuagésima semana era la primavera [entre marzo y junio] del 31 d. C., el fin de la septuagésima semana caía en el otoño [entre septiembre y diciembre] del 34 d.C. Por lo tanto, los 1.810 años que quedaban más allá de la terminación de los 490 años, que terminaron entre septiembre y diciembre del 34 d.C., necesariamente llevarían al otoño de 1844.